sábado, 15 de agosto de 2009

Una nota

El Buenos Aires Herald publicó hoy una nota firmada por Nicolás Meyer acerca de algo que conocemos bastante de cerca los que estamos en la música "contemporánea" (etiqueta extraña como muchas otras): la escasa o nula difusión de la música electroacústica o instrumental en los distintos medios de difusión pese a su intensa actividad e incluso su larga tradición al menos aquí en la Argentina.

Es un tema que da para discutir, y mucho, y las causas seguramente son más de una. Pero por más complejo que sea el tema, hablar de esto implica hablar del lugar de la cultura en los medios de comunicación y del lugar de la cultura en la sociedad, entendiendo por sociedad a todos los actores por supuesto: educadores, periodistas, empresarios, políticos...por nombrar sólo a algunos de ellos.

Tiremos una piedra para discutir algo que seguramente no debe ser privativo de la argentina.

Aquí te dejo el link para la nota. Y abajo transcribo algunos párrafos que me parecen interesantes:

"Es como si los últimos cien años nunca hubieran ocurrido. Es así en música clásica. Aquí en Argentina"

"Buenos Aires es extremadamente afortunada de tener no menos de cuatro estaciones de radio que difunden música clásica. (..) Dos de ellas lo hace todo el tiempo o casi, FM 96.7 y 103.7. Y las otras, FM 97.9 y 100.3, empezaron de esa forma, pero ahora tienen fragmentos grandes típicos de otras radios mezcla de pop y charla, charla, charla, charla"

"De todas maneras, su programación es extremadamente conservadora. No corres ningún riesgo de escuchar en sus ondas música de los grandes maestros modernos como Stockhausen o Cage o Adams o Ligeti."

"Si a alguien le gusta mucho la música antigua o del barroco, o solamente electroacústica, eso es espléndido, así como en el Jazz ocurre que a alguien le interese sólo el de New Orleans o el be-bop o el que sea. Personalmente a mi me gustan todos, y si escribo este artículo es solamente para quejarme que hay un área particular que es sistematicamente bloqueada como si no existiera".

"(...) Yo soy una criatura de fin de siglo veinte y principio del veintiuno. Mi vida, mi mundo, es cacofónico, ruidoso y lleno de ruidos mecánicos. De esto se puede hacer eco, filtrado y retrabajado por la percepción del artista para su cotemplación aural por la gente — lo cual parece una válidd definición de una de las posibilidades de la música."

"El único compositor “diferente” que podés escuchar en la radio con cierta regularidad, aunque no muy frecuentemente, es Philip Glass, y eso es porque su minimalismo constituye una escucha relativamente “fácil”. Esa es la clave de todo. Dios nos libre que los oyentes sean desafiados un poquito, sean forzados a pensar, a considerar los sonidos en si mismos o, si así lo eligen, a analizar sus yuxtaposiciones, percibiendo un ritmo aquí o una correlación ahí, perdiéndola, siguiendo otra... Mejor hacelo fácil. O tu música será borrada. O peor aún, ni siquiera será considerada música."

Pido perdón a Nicolás si mi traducción del Inglés no fue exacta. La intención fue transcribir el "espíritu" de la nota para aquellos que no esten familiarizados con el Ingles.

También le agradezco que me haya mencionado, aunque por supuesto eso es algo accidental en el contexto de esta nota que apunta a una problemática que todos conocemos.

Un pequeño dato...lamentable si es verdad: ya no son cuatro las emisoras de música clásica: acabo de cerrar Amadeus.

4 comentarios:

Ricardo de Armas dijo...

Pese a la escasa o nula difusión, Argentina sigue siendo una de las "potencias mundiales" en cuanto a música electroacústica se refiere. A diferencia de otros paises que sólo tienen actividad en su ciudad capital, acá hay festivales en varias ciudades del interior. Muchos compositores argentinos ocupan importantes cargos académicos y de gestión en los centros de la especialidad más importantes del mundo y ni hablar de los resultados de los concursos más importantes, en los cuales es común ver premiados argentinos.

Luis Alvaz dijo...

Bueno, es un problema que se vive en gran parte del mundo.
Me parece que el problema es el manejo de los medios de comunicación concesionados, es decir, los que son privados, comerciales, y disponen de su espacio como si de verdad fueran los dueños legítimos (hay que recordar que el espectro radioeléctrico es un bien de los ciudadanos).
Es por esto que los que deberían ocuparse de transmitir "música contemporánea", pero sobre todo aquella de índole académico, experimental, de creación artística, etc., son los medios públicos, en especial las universidades, porque ahí está la fuente primordial de la creación artística sonora. Sin embargo, esas cosas no pasan, porque aun los medios públicos permisionados suelen tener un manejo gubernamental muy inadecuado para la creación artística.
A lo que voy es que ahora tenemos una herramienta muy interesante, la cual no se ha explotado del todo en la cuestión radiofónica; aunque se encuentra en constante expansión. Me refiero al internet, a través del stream y de los podcast. Sé que no es una manera de llegar a todo el público, pero al menos es un inicio.
Saludos

Raúl dijo...

Comparto con Luis y Ricardo en que seguimos haciendo cosas "pese a" y que hay medios de difusión alternativos a través de Internet. De todas maneras me parece necesaria la discusión sobre estos temas y hasta podríamos pensarlo al revés. Si México y Argentina, por poner dos ejemplos, hacemos tantas cosas sin la más mínima difusión en medios masivos ¿cómo sería si hubiera un mínimo espacio para nuestras actividades?
Claro, es como me dijo hace un año más o menos el periodista Eduardo Slusarczuk: "Ustedes no son tan importantes como creen". Chupate esa. Seguro que no, porque nunca me lo creí. Pero hay tantas cosas que no son importantes y sin embargo tienen kilómetros de espacio en los medios...¿y quien decide que cosas o quienes son importantes o no? ¿Y cuanto cuesta eso en dinero? La respuesta la vemos a diario en los diarios.

Leonardo Secco dijo...

Me acordé de un link interesante, es una radio on-line que permite escuchar música "rara" del tipo referido,

http://www.last.fm/music/John+Chowning/+similar?page=1
(en este caso busqué por Chowning)

se pueden escuchar fragmentos, o sino Internet-Radio con músicas por el estilo de lo que uno buscó (la elección de lo que se escucha es evidentemente aleatorio).
Lo he probado y es divertido por que siempre aparecen cosas que uno no conocía o había olvidado.

pd. hay que crear usuario pero es gratis

Saludos