lunes, 9 de febrero de 2009

Jean Claude Risset

Tuve la suerte de conocer a Risset hace unos diez años, en un Congreso en Río de Janeiro. En ese momento no tenía muy claro cuan grande era su aporte a la electroacústica, cuan grande era su figura y, mucho menos, como iba a encontrar con el paso del tiempo ciertos puntos de contacto entre algunas de sus obras y algunas de mis búsquedas actuales.

Lo primero que hay que decir sobre Risset es su doble orientación/formación/prefesión como músico y científico. Esto no es algo amateur, no es que sea principalmente músico y tiene algún vínculo con la ciencia de modo lateral. En 1999 le otorgaron la medalla de oro del CNRS - Centro Nacional de Investigación Científica de Francia medalla que se la dan a personalidades que “hayan contribuido de forma excepcional y en disciplinas diversas, al dinamismo y al esplendor de la investigación en Francia”. Y en 1990 obtuvo el Gran Premio Nacional de la Música en Francia, entre muchos otros premios por sus composisciones.

Contarte su vida es un trabajo grande. En esta nota podés leer algunos datos, así como aquí o en este link del Ircam, bastante completo por cierto, incluyendo las notas de programa de muchas de sus obras.

Entre sus obras me gustan particularmente "Songes" (si...sueños) en donde los sonidos instrumentales emergen construidos desde los sonidos sintéticos y se desvanecen y funden creando otras sonoridades, "Inharmonique" plena de sonoridades inarmónicas que se funden con la voz de una soprano y muy especialmente "Sud" y otra obra que percibo como continuación, aunque hecha muchos años después llamada "Elementa".

En Sud es donde fusiona sonidos de la naturaleza, especialmente del mar (haciéndonos acordar a la tradición francesa de evocar el mar que ya había empezado con Debussy), de insectos, de grillos con sonidos sintéticos. Estos últimos tienen muchos tipos de contacto con los naturales, ya sea por similitud espectral, por su envolvente o por su gestualidad. Y esta continuidad hace que también pase al plano metafórico generando otro continuo, el de lo real y lo imaginario.

Por ejemplo, al comienzo escuchamos unos sonidos de olas, insectos y pájaros hasta que alrededor del minuto y medio empezamos a escuchar algo diferente: los pájaros ya no suenan tan reales y van evolucionando hacia otra cosa, hacia otra sonoridad. Parece ser real, pero en realidad su sonoridad es más parecida a algo mecánico hasta que más adelante entramos en el mundo sintético, artificial. Y en cada uno de los tres movimientos que tiene la obra plantea una tipo de relación distinta entre los sonidos reales, incluyendo los instrumentales, y los imaginarios.

No tiene mucho sentido que te la cuente. En este link del Ina GRM podés leer sobre la obra y, lo que es más importante, escucharla, aunque en baja resolución, siguiendo distintos tipos de representaciones gráficas, cada una proponiendo un modelo de análisis distinto. Lleva su tiempo recorrerla, pero vale la pena. Podés también leer el artículo de Risset "Synthese et traitemented de sons: sur la composition de Sud".

Una última cosa que no quiero dejar de mencionar: su calidad humana. Algo se puede entrever si leés el discurso que dió cuando recibió el premio de la Cnrs. Lo primero que hace es mencionar y agradecer a sus colegas porque "la investigación es colectiva". Pero te puedo agregar que, después de haberlo tratado, con cierta distancia de tiempo y espacio por supuesto, en estos diez años, tiene verdaderamente la humildad de los grandes: siempre dispuesto a contestar mails, a asesorarte cuando le planteás dudas, a contactarte con gente, a darte material, lo que sea.

Va un abrazo virtual desde este pequeño rincón, Jean Claude!

10 comentarios:

gabriel dijo...

Qué bueno traer acá a Risset!! Realmente creo que es uno de los más grandes. Bueno, es que Francia tiene varios: Bayle, Parmegiani, Chion, Henry, Domont, digo por nombrar a los más evidentes.
Un saludo, Raúl!!

Raúl dijo...

Es cierto, Gabriel. Francia tiene varios "grandes". Pero no es casualidad, ¿no? Decidieron apostar e invertir en cultura, sin descuidar ningún otro aspecto social. No olvidemos que nada menos que Malraux fue ministro de cultura. En fin, mejor no comparemos...
Un abrazo!!

insomnie dijo...

Gracias Raúl, el discorso del Risset es un condensato de inteligencia y de... amor, por la gente, por la musica, en fin por la vida, algo muy muy lindo, pero vos hablas el frances, al menos lo comprendes...
Seria lindo traducirlo, no ?
Un gran abrazo !

Ricardo de Armas dijo...

Hola a todos. Hacia mucho que no pasaba. Finalmente me hice un rato e instale un lector de feeds. Ahora ni siquiera necesito entrar al blog. Querido Raúl, muchas gracias por aportar data interesante y por hacerme acordar de Risset. El es un gran compositor. Me va a venir muy bien volver a escucharlo ya que en estos momentos quiero componer una obra con sonidos de la naturaleza conviviendo con material sintético.
Respecto a lo de Francia y su inversión en cultura, tengo entendido que lamentablemente ya no es lo mismo que antes. No hay tanto aporte. De todas maneras en un paraíso comparado con el aporte oficial en nuestro país. Pese a esto, el fenómeno argentino de la "clase media ilustrada" el nivel académico de muchas instituciones y la calidad de nuestros artistas es para destacar al menos. Un abrazo.

gabriel dijo...

Ricardo dijo lo que iba a decir. Ya no es lo mismo. Tampoco en Alemania. El Estado de Bienestar, ciertas cosas que quedaron de los buenos propósitos de la socialdemocracia europea ya no están. Claro que invierten y entienden la importancia de invertir en arte y educación. Mi troesma alemán me había contado ya hace unos años que le iban a sacar la guita a la Fundación Stockhausen. Ni hablar de todo lo más chico que Stockhausen que es casi todo el resto. Claro que igual no hay comparación con lo nuestro.

Raúl dijo...

Concuerdo con ustedes en que la situación ahora no es la misma. Pero lamentablemente tampoco es lo mismo aquí: dudo mucho de la existencia, hoy en día, de la "clase media ilustrada" de la que habla Ricardo. Lo que si veo bien, para mejor, es el nivel educativo de algunas instituciones y, desde ya, la aparición de nuevas universidades en los últimos diez - doce años. ¿Que pasará en el futuro incierto imperfecto?
Abrazo a todos!

Ricardo de Armas dijo...

Lo peor de todo es que los funcionarios de cultura, por lo menos los que me ha tocado tratar y salvo honrosas exepciones, no tienen la formación necesaria y específica para su función. En mi ciudad, hay ejemplos muy claros de que son cargos políticos. Una persona paso de director de tránsito a dirigir los organismos artísticos y el anterior director del Teatro oficial era un abogado. Es lo mismo que a mi que tengo una formación en música me den un cargo en rentas o en el ambito judicial. ¿Conocen el caso, ya anecdótico, de lo que paso con el cargo de Borges en la Biblioteca Nacional en la época de Perón?

Raúl dijo...

Si, coincido. Es lamentable pero creo que la mayor parte de la clase política tiene un nivel intelectual lamentable. ¿Y los periodistas? ¿Escuchan como hablan o como escriben nuestros "opinólogos"? Pensar que se los considera (y encima lo son) formadores de opinión pública...
Para distraerme, por favor, Ricardo recordame la anécdota de Borges.!!!

Ricardo de Armas dijo...

Perdón poe la tardanza en postear tu pedido, Raúl. Es que me hice una escapadita de tres días al mar. Va la anécdota de Borges y su cargo público en el 46.
"Es bien conocido el pasional rechazo de Borges por las ideas populistas de Juan Domingo Perón. Acaso por esto mismo, su paso por la biblioteca municipal tuvo un final que muchos clasifican entre lo trágico y lo cómico. En 1946, con la llegada del peronismo al poder, Borges fue removido de su puesto bibliotecario y trasladado a otro cargo público. Eso sí: nadie le negó un aumento salarial. "Fue todo como una broma de mal gusto. Un funcionario peronista vio que Borges había firmado por la Unión Democrática, y entonces lo removieron de su lugar. El tema fue que lo ascendieron económicamente, pero a INSPECTOR DE AVES Y HUEVOS DEL MUNICIPIO..."
Es increible, no es cierto?

Raúl dijo...

Es increíble, es cierto. Sin palabras...