viernes, 16 de marzo de 2007

Tecnologías, herramientas, preguntas...

En un momento en que hay tantas, pero tantas herramientas a nuestra disposición, en este momento en que parece que todo está al alcance de la mano, y donde ponemos un esfuerzo muy grande en el aprendizaje de las herramientas tecnológicas, creo que es necesario a veces detenerse y preguntarse un poco por lo que hacemos, por los caminos a tomar o simplemente, no tan simple, claro, permitirse buscar nuevas preguntas o reencontrarnos con las preguntas de siempre. Las "sin respuesta"...

6 comentarios:

dans dijo...

Érase un planeta con gente notable, que de pronto comenzó a alejarse de los demás y encerrarse en una torre de cristal... donde en lugar de expresar y comunicar... dedicaron su tiempo al juego de la vertiginosa obsolecencia y la actualización tecnológica sin fin.... [y a veces sin principios]
La tecnología por la tecnología...
Hoy tal vez el desafío sea decidir donde detenemos la carrera hacia adelante para mirar un poco hacia adentro.... reflexión que solo servirá si se tiene algo para decir.

Nuevos Sonidos dijo...

Me sumo humildemente a estos pensamientos de estos dos amigos....

Raúl dijo...

Totalmente de acuerdo!
Fijate que mientras tenemos la tecnología por la tecnología, también tenemos el "Y vos ¿que música hacés?" ¿No serán dos caras de la misma moneda? ¿No será que es más fácil hablar sobre herramientas que sobre otras cosas?
Sigamos buscando preguntas...

Ricardo de Armas dijo...

Las herramientas tecnológicas solo deben ser un medio puesto al servicio de la comunicabilidad del mensaje artístico y nunca un fin en si mismo.
En la música instrumental, existe también una confusión similar, ya que muchas veces hacemos un culto irracional al virtuosismo técnico.

dans dijo...

¿Asi que sos compositor?... Ah! que bueno... decime... ¿que instrumento tocás? [humanus habitualis dixit]....
Pero.. vos.. ahora de dedicás a hacer ruiditos...!!! [...de las cosas dichas por un maestro inolvidable]...
¿Ocho canales?... ¿Y eso como suena?.... ¿Cuando hacen ustedes la payasada?... [escuchado en pasillos supuestamente serios y comprometidos]...
... ejem... eh... ¿donde había que hacer click?...¿eh? .. ¿donde?
...

Gabriel Cerini dijo...

De acuerdo, chicos. Me acuerdo de un artículo del Carmelo Saitta que hablaba de "saltar" tecnología, es decir se refería a la posibilidad de estar o no "al día" en el quehacer del músico y las tecnologías que lo pueden ayudar. Hace poco leí que antes para ocultar algo no había que dar información, hoy para ocultar algo se da demasiada información. Raúl escribía por ahí del paso del clavicembalo al piano-forte que representó un salto tecnológico por un lado y la consideración de muchos de la pérdida en la calidad del sonido. Han pasado muchas cosas desde ahí. Creo que ya no es cuestión de conocer todo lo que hay y qué se puede hacer con qué cosa. Yo tengo mis propias pequeñas apuestas con mucho software libre, algún viejo sinte, grabadores a caset y aún así a veces me parece "demasiado" todo lo que se puede hacer. Creo que ponerse un dibujo poético y plantearse juegos de recorridos con dif manipulaciones y el hecho de pensar que no es necesario usar todo lo que hay ni tampoco atarse las manos deliberadamente. Escribo rápido como me sale, no se si resulta claro.