jueves, 18 de septiembre de 2008

Mauricio Kagel

Si bien nunca fui amante de su música, no deja de impactarme que se nos haya ido otro grande: Mauricio Kagel acaba de fallecer en Colonia, Alemania. En esta breve reseña del diario español "El País"podés leer un sintético resumen de su vida e ir a otros links sobre él.

Además de lo que dice el diario, no hay que olvidarse que fue quien compuso la primera obra electroacústica argentina, o por lo menos, la primera composición musical que incluyó fragmentos de música concreta, a la manera de una instalación sonora adelantándose varias décadas a lo que hoy es una práctica común: la obra “Música para la Torre”, compuesta en 1954, que fue parte de una exhibición industrial realizada en la provincia de Mendoza.

En este link de Ubu podés ver o bajarte muchos de sus cortos.

Para terminar, rescato este fragmento de una reciente entrevista del mismo diario:

P. El carácter de su música se ha hecho con los años más irónico e imaginativo para llegar en ocasiones a una simplicidad infantil ¿Podría explicarnos la evolución de su música?

R. Es muy simple. No tengo ninguna posición ideológica respecto de la música. La verdad absoluta no existe y la verdad impuesta se convierte en la no verdad. Se trata de usar los medios que requiere aquello que quiera expresar en cada momento.

P. ¿Es el consejo que da a los jóvenes creadores?

R. Sí. Siempre la honestidad: ser honrados consigo mismos y no escribir pensando en modas ni mercados.

8 comentarios:

franco dijo...

qué tema,primero la muerte, después los partidos político- musicales, y la tensión entre el deseo interno y la externalizacion después, xq uno puede escribir honestamente, pero honestamente uno escribe (condicionado) tambien para el q escucha (su maestro, la critica, sus compañeros, la novia).
buen, no quería asumir este tono de reflexión para el q no estoy capacitado.
quería saber como andabas y mandarte un saludo a vos Raúl, y un salud Mauricio!

Raúl dijo...

Gracias Franco! Te debo un mail...anduve muy ocupado últimamente. Voy a responderte en estos días. Un abrazo!

colette dijo...

Lastima que no te gusta el Kagel, a mi me encanta su musica y su forma mental, su humor y su respecto de quien quiere aprender.
Un abrazo, querido Raúl, hasta luego....

SILVIA VEGA dijo...

Todo un tema el de la honestidad en la creaciòn... Y creo, humildemente, que kagel fue absolutamente honesto en su obra... tan irònica por momentos... tan "visual" por lo teatral... tan original y simple (por momentos) al mismo tiempo... Una gran pèrdida su partida. Un tipo tan lùcido en su pensamiento... Tuve la gran suerte de estar en el homenaje (tardìo por cierto) que se le hizo en 2006... El concierto en el Colòn fue emocionante... no sòlo por escuchar sus obras, sino por verlo a èl recibiendo con total emociòn las ovaciones que "bajaban" especialmente de los que estàbamos en las localidades màs "baratas"...
Unas horas antes, en plena calle Libertad, cientos de personas, habìamos presenciado el paso de màs de 100 bicicletas que hacìan sonar sus bocinas, sus timbres.. numerosos ciclistas que hablaban, gritaban, produciàn diferentes ruidos... era su obra "una brisa"... pensada tal vez para un àmbito màs tranquilo que el de la ruidosa Buenos Aires... una "escena" que iba mucho màs alla de su sentido sonoro...
Gracias por recordarlo en tu blog... fue aquì, a travès de tus palabras, èn donde me enterè de la partida de MK...

franco dijo...

no te preocupes Raúl, hay períodos q uno no está para contestar correos. Marechal hablaba (mucho mejor q yo acá) de los tiempos de introspección-gestación. Nos hablamos más adelante. Y gracias sinceramente por haberlo tenido en cuenta (es más feliz eso q el mail en sí! je).

Abrazo!

pd. cómo va el trabajo de hist de la música electroacústica argentina?

Raúl dijo...

Bueno...yo no dije exactamente que no me gustara, sino que no es el tipo de música que "más" me gusta. Quizás no fui del todo claro. De todas formas rescato plenamente su actitud, su ideología y su "humanismo" como leí por ahí. Eso es mucho más importante que me guste a mi o no.
Un abrazo!

Luis Alvaz dijo...

Yo lo entiendo, durante algún tiempo también se me dificultó escuchar a Kagel y disfrutarlo a la vez; es decir, no llegó su música y me impactó de inmedianto, eso fue un poco después, al ir analizando bien el discurso músical implícito en cada obra, y así fui descubriendo la magnitud de sus creaciones.

Creo que nuestro deber, como difusores de la música y el aservo musical, es difundir la obra de este compositor a personas que no han tenido la oportunidad de conocerlo, porque es la única forma de preservar su memoria.

Saludos.

Raúl dijo...

Coincido totalmente con Luis. Preservar la memoria, "hacer" memoria, son actividades con las que me siento identificado.

Muchos saludos!