domingo, 28 de diciembre de 2008

Duo Salteño

Volviendo al tema del silencio y al de aquellas cosas de las cuales se puede o no hablar, pensaba escribir algo sobre el Duo Salteño, uno de mis grupos folklóricos favoritos. Iba a escribir sobre sus armonías, sobre sus líneas melódicas, sobre ciertas letras, sobre los climas que generan... pero todo es nada, comparado a escucharlos.

Por suerte, escuché a tiempo "una voz" que me dijo: ¡¡Calláte!! ¡¡Está cantando el Duo Salteño!!

Patricio y Chacho: adelante!

3 comentarios:

SIL dijo...

Desde que los descubrí en mi adolesecencia, amo al Dúo salteño... recuerdo pasarme horas y horas intentando descubrir la línea melódica de cada voz... La "Zamba del laurel" me hacía y aún me hace estremecer... Sí, sí, hagamos silencio y dejemos que nos penetren las bellas armonías de este excelente dúo. Pero antes de hacer silencio van las "gracias" de siempre, Raúl... en este caso el agradecimiento es por inundar el pesado silencio de un domingo a la tarde con este bellísimo entramado de voces...

Raúl dijo...

Yo también hacía lo mismo!! Creo que llegué a escribir completa "Pastor de Nubes". Un excelente ejercicio de solfeo (palabra vieja si las hay)

Un abrazo y gracias nuevamente!

Ricardo de Armas dijo...

No sabía que te gustaba el Duo Salteño. Me gusta el folklore y especialmente la música de este duo, que es sumamente refinada y muy profunda.
Hace muchos años los he ido a escuchar en vivo.