domingo, 27 de marzo de 2011

Ningún cuento chino

No se porqué se adoptó la expresión de "cuentos chinos" para hablar de mentiritas, mentiras, estafas o algo parecido. Cualquiera de nosotros escuchó hablar alguna vez de la milenaria sabiduría china. Y esa sabiduría dista mucho de cualquier engaño o de la clásica "picardía criolla argentina".

Para muestra, usando otro dicho, basta un botón. Te dejo más abajo dos poemas de Su Dongpo (también conocido como Su Shi). Vivió alrededor de mil años atrás y fue un geniecito de aquellos, que no tenía problema en decir las cosas de frente y bellamente, cuando de política o arte, entre otros temas, se trataba.

Justamente estos dos poemas tratan sobre esos temas: arte y política. Ninguno de los dos perdió vigencia pese a la distancia temporal y geográfica. ¿O si? Vos me dirás.

--------------------------------------------------------------

¿Quien dice que la pintura debe parecerse a la realidad?
El que lo dice la mira con ojos sin entendimiento.
¿Quien dice que el poema debe tener un tema?
El que lo dice pierde la poesía del poema
Pintura y poesía tienen un mismo fin:
Frescura límpida, arte más allá del arte.
Los gorriones de Bian Lun pían en el papel,
Las flores de Zhao Chang palpitan y huelen,
¿Pero qué son al lado de estos rollos,
Pensamientos-líneas, manchas espíritus?
¡Quién hubiera pensado que un puntito rojo
Provocaría el estallido de la Primavera!

-------------------------------------------------------------

Todos quieren tener un hijo inteligente,
pero la inteligencia me ha arruinado la vida.
Así que quiero que mi hijo
sea tonto y estúpido:
Sin penas ni mortificaciones
llegará a ser ministro.

3 comentarios:

la stessa ma altra dijo...

me ha impresionado...buenamente!

victoria dijo...

Eso dicen que es mejor no darse tanta cuenta de las cosas, más se sufre, y más nos exigimos, el que es listo pero no se preocupa y vive feliz menos nervioso se pone en general y más lejos llega.

Bonito blog.

Raúl dijo...

Me alegra Myriam! Y es cierto lo que decís Victoria, pero lo que más me asombró de estos poemas es como no perdieron actualidad. Gracias por sus comentarios!