viernes, 26 de octubre de 2007

Texturas visuales y sonoras

En el libro compilado por Simon Emmerson, llamado "The Language of Electroacoustic Music", hay un artículo muy interesante, muy recomendable, de Dennis Smalley llamado "Spectro-morphology and Structuring Processes".

Ahí escribe en detalle sobre la llamada "Espectro-morfología" y propone una serie de clasificaciones y reflexiones acerca del sonido, que son muy sugestivas, aunque algunas de ellas son muy discutibles también.

Comentar esta particular forma de pensar, esta visión, del sonido es algo que excede totalmente un espacio como este. Pero hay una parte dedicada a las texturas sobre la que me gustaría detenerme aunque sea brevemente.

Smalley habla de las texturas como "modelos de comportamiento interno" como energía dirigida internamente, como actividad interna. Habla por ejemplo de la textura de un sonido en particular cuando a través de la grabación sonora, se magnifica su comportamiento interno, se escucha en detalle su interior. Y también vincula la idea de textura, como rasgo de la espectro-morfología, a la observación de texturas visuales, tanto sea de algo vivo o de una naturaleza muerta, de algo natural o de algo artificial.

Dos comentarios, aunque puede dar lugar para muchos más. En primer lugar es altamente estimulante pensar en musicalizar o sonorizar una textura visual, una imagen, aunque sabiendo que es claramente una metáfora ya que una misma imagen puede "sonar" de muy diferentes maneras. Y también puede dar lugar a muchas reflexiones sobre la relación imagen-sonido a partir de este particular comportamiento interno.

Por otro lado me resulta muy sugestivo pensar en esta asociación entre el grabador y la fotografía. Si bien Smalley no lo dice, es evidente que esa observación de texturas esta hecha a través de una imagen, que al ser una imagen ya deja de ser parte de la "realidad" y es susceptible de ser pensada y observada en terminos más abstractos al igual que el sonido. Mucho se habló de la vinculación entre el mundo visual y sonoro a partir de su conversión a ceros y unos en la era digital. Pero basta observar y oir en detalle para darnos cuenta que esto ya estaba instalado desde muchos años atrás.

1 comentario:

Gabriel Cerini dijo...

Hola Raúl. Bueno lo que decís. Desde el punto de vista de mi actividad en la música electroacústica me interesa mucho la idea de textura sonora y su vinculación con lo visual. A mí me sucede que no trato de unirlas a priori. Por ejemplo, algunas veces hay manchas o texturas visuales que me dan ganas de usarlas como partituras y partituras que me gustan como se ven. O, como te (les) habrá pasado más de una vez, el espectro sonoro dibuja texturas que son muy hermosas. A mí me gusta encontrar esto en algún lugar del proceso creativo pero generalmente no influyen en mis decisiones sobre lo sonoro. Estas suelen ser de muy diverso tipo y lo han sido en mi música de manera diversa (aunque con constantes, eso que llamamos estilo) a lo largo de los años. Ultimamente me interesan los recorridos. El caminar con un grabador, las maneras que uno tiene de improvisar un recorrido a medias entre el oído, el grabador y las decisiones que decido tomar para realizarlas. Justo el viernes hice un determinado recorrido que conozco bien y me gustó lo que iba escuchando y las decisiones (sentarme, subir una escalera mecánica, acercarme hacia tal o cual fuente de sonido, etc) que tomé por lo que me pareció una buena improvisación.