martes, 29 de enero de 2008

Forma y contenido

Ando leyendo el libro “Critica de la estética idealista” de Peter Burger. Si bien con la estética tengo una relación de amor-odio, en este momento estoy pasando por un vínculo no tan extremo, y me puse a leer el libro con cierto interés. El libro analiza las categorías de la estética idealista, es decir las del Siglo XIX en el centro de Europa.

Uno de los primeros párrafos que me sorprendió, es aquel que dice que para la estética idealista la obra de arte lograda es aquella en donde coinciden forma y contenido. O, para ser más claro, aquella donde hay una “unidad adecuada de contenido y forma”. La sorpresa me vino por recordar ese famoso postulado, y darme cuenta, como lo dice Burger, que pese a las experiencias del arte moderno y de vanguardia ese postulado sigue teniendo una gran vigencia. Más aún: muchas posiciones artísticas, supuestamente de vanguardia, adoptaron ese postulado como propio. Es el caso del serialismo por ejemplo, con sus extensiones y derivaciones a cierta música electroacústica.

Por supuesto que si un pensamiento, una idea, un procedimiento, perdura tanto en el tiempo puede querer decir que “algo bueno tiene”. Lo que me llama la atención es cierto uso acrítico de determinados conceptos, y, actitud derivada de esta falta de crítica, la poca búsqueda de nuevos conceptos. Y en algunos casos, especialmente en la música, esto puede llevar a producir un tipo de arte no muy saludable auditivamente hablando.

Personalmente, y en vez de adoptar conceptos demasiado altisonantes, me siento mucho mas cerca de pensamientos como el de Coetzee, citado más abajo, sobre todo cuando dice ¿No sería màs exacto decir que jugueteo con una frase hasta que las palabras en la página “suenan” o “son” correctas y entonces dejo de juguetear y me digo “Eso debe ser lo que querías decir”?

Como dije más abajo para mi no es fácil determinar que es lo que hace que una obra sea buena. Pero voy a intentar dar vueltas sobre el tema, voy a "juguetear" con el tema, hasta encontrar algo.

Mientras tanto, y como siempre, se aceptan sugerencias, propuestas, ideas e invitaciones a tomar algo.


3 comentarios:

Gabriel dijo...

Paradoja del contenido y la forma: al principio partes de un "ideal estético" que persigues hasta que estás cerca muy cerca. Tienes una obra musical y cuando vuelves a mirar ese tal "ideal estético" se ha ido a otra parte. Desde allí te sonríe pícaramente como una musa traviesa que, en lugar de desmotivarte te excita mucho más.

Anónimo dijo...

...como la vieja pregunta del huevo y la gallina?...
estoy por regresar,prometo lemon pie acompañado de una gran curiosidad.
saludos.

Raúl dijo...

Te espero con la misma curiosidad y muchas ganas de lemon pie!
Llamame cuando estés por aquí.