martes, 22 de enero de 2008

Un buen compositor

Hace poco, mientras hablaba con unos amigos sobre varios temas, entre ellos sobre música electroacústica, me preguntaron si X (un conocido en común) era un buen compositor. Como se trataba de alguien conocido por todos, en vez de contestarles directamente me detuve a pensar en que es lo que me estaban preguntando en realidad y que quiere decir eso de ser un buen compositor. Para no dar una respuesta rápida y tratar de fundamentar, un poco, mi opinión, empecé a dar algunas vueltas, tratando de ponerme un poco más allá de la pregunta en si.

Por lo pronto, creo que a la hora de dar una opinión sobre este tema hay que considerar, como mínimo tres puntos:

La obra en sí misma, pero no una obra en particular sino cierto número de obras. Una obra puede estar mas o menos bien hecha, pero nunca define o caracteriza a un compositor como tal. Además hay que tener en cuenta que, pese a cierto oficio y entrenamiento, es muy arriesgado juzgar una obra por una primera y única audición. Todos sabemos que esa especialidad solo la tienen los críticos (je, je...). Equivaldría a decir que conocemos a alguien por esa famosa primera impresión. Por otro lado hay que estar lo suficientemente dispuesto a no escuchar “lo que yo quiero oír” sino lo que “X me quiere decir”. Otro tema es que quiere decir que una obra sea buena. Si bien disfruto mucho una obra buena y creo reconocerla ni bien empiezo a escucharla, es muy complicado tratar de explicárselo a otro en una reunión informal. De eso quizás escriba algo más adelante.

Por otro lado esta la proyección en el medio local, nacional o internacional de esa obra. No estoy hablando de la trascendencia o del éxito, sino simplemente que sea conocida o apreciada por otros colegas, por gente cercana al medio, por público en general. Creo que este tipo de música no puede quedarse encerrada en un cd o un soporte cualquiera sino que debe salir al encuentro con el/los otros. Y más aún si es música compuesta, hecha, en este particular lado del mundo.

Y también está su persona: es alguien que genera espacios-proyectos-iniciativas, que promueve la actividad, siendo generoso con sus colegas a la hora de compartir esos espacios o que solo piensa en sí mismo o, a lo sumo, en un grupo reducido de amigos.

Claro, después de estar dando vueltas a estos temas, me di cuenta que me había ido un poco por las ramas y la charla había derivado a otros temas, menos polémicos y mas divertidos.

Quizás tendría que haber recurrido a Strawinsky y, parafraseándolo, haberles dicho simplemente que “Un buen compositor no es aquel que imita, sino el que roba”

5 comentarios:

Gabriel dijo...

Sería muy sarcástico decir que Strawinsky después que empezó "a robar" perdió la originalidad y fuerza de expresión de sus primeras obras???
Estoy de acuerdo con tus criterios. Denota respeto y es bueno que lo haya. Por lo demás, es un tema buenísimo para ponerse a discutir en vivo y en directo. Es un tema que nunca se cierra.

Jose Miguel Candela dijo...

"Sobre gustos no se disputa" reza el viejo refrán. Las conclusiones que de una obra musical se hagan desde el campo de la estética (más grande que el arte, y por ende que la música) siempre deberán circunscribirse a un marco perceptual, que a su vez será modificado por elementos de la más diversa índole (biológicos, generacionales, culturales, etc. etc.). Hay un artículo genial sobre todos estos aspectos de la estética, de Gustavo Becerra - Schimdt:
"Lo Así Llamado Bello en Música"
. Invito a leerlo.

Muy interesante publicación, como siempre en tu blog, Raúl!

Abrazos transcordilleranos...
JMCandela

Jose Miguel Candela dijo...

Nose porque no funciono el link de arriba. La dirección es :

http://www.gbecerra.scd.cl/LoBello.htm

will dijo...

Yo creo que los dos últimos puntos son un poco relevantes. Coincido en el primero... de mirar varias obras del mismo compositor.


¡Saludos!

Raúl dijo...

Gracias a todos por los aportes. Conozco el texto de Becerra, recuerdo que me lo enviaste hace alrededor de un año. Voy a releerlo para disfrutarlo nuevamente.
Y por supuesto que da para charlar mucho, y cada uno puede coincidir o no en lo que es relevante. Por eso siempre es muy enriquecedor cada aporte que uno pueda hacer.
Abrazo a todos!