lunes, 26 de mayo de 2008

¿Música académica? ¿Música experimental?

El impulso o la necesidad de etiquetar y encasillar expresiones artísticas no es nuevo. Es algo que imagino estuvo desde siempre. Lo raro es cuando se colocan ciertas etiquetas que no corresponden en nada, o en muy poco, a la esencia del hecho que se rotula.

Una de ellas la de cierta oposición entre música académica y música experimental que reina sobre todo en la música hecha (generada, compuesta, tocada) con tecnología. ¿Hasta que punto esto es exacto?

En primer lugar no me queda nada claro las fronteras, las diferencias entre ambas expresiones. Pero algo puedo imaginar. Por ejemplo mis obras, y la de muchos de mis colegas, seguramente caerían todas dentro del rótulo de música académica. Ahora, si queremos ser medianamente exactos o justos con lo que decimos ¿que tiene lo que yo hago de académico?

En primer lugar yo no me formé en música electroacústica en ninguna academia. Es más, es un hecho muy reciente en la Argentina, unos diez años, la aparición de instituciones académicas en donde se enseñe una temática vinculada a la electroacústica. Por lo tanto hay toda una historia en la electroacústica argentina, que incluye a obras y compositores, de alrededor de cuarenta años, sin ninguna academia de por medio. Entonces...¿cómo es eso de académica sin academia?.

Puede ser que la cosa venga por el vínculo, por la continuidad con la música llamada clásica, de tradición escrita, diferente a las músicas populares (otras clasificaciones "raras") de tradición oral. Nada más erróneo. La música electroacústica no tiene ninguna tradición escrita, y ese es uno de los motivos por los cuales en sus orígenes se la llamó "concreta", porque se diferenciaba de la abstracción de la partitura.

¿Será porque es música de concierto? Puede ser. Mís obras son para escuchar en un concierto, aunque se pueden escuchar en otros lados. Pero te cuento una pequeña anécdota: hace unos años, un colega llamado Alberto Alonso tomó una obra mia, "Días después..." y la incluyó en una obra de teatro que tenía como eje el tema de las "traiciones". Y resultó perfecta en la obra, en medio de una estructura dramática que yo ni había imaginado. En ese momento, dejó de ser obra de concierto.

Otra más. Nadie diría que "Revolution 9" de John Lennon, es una obra académica. Sin embargo se pasó en más de un concierto con otras obras y funcionó perfecto. ¿Que pasó entonces? ¿Se convirtió en obra de concierto?

Menos claro me queda el término "experimental". Siendo más o menos estricto con las palabras, experimental quiere decir aquello que es de carácter empírico, que no se hizo antes y que no se está seguro de sus resultados. En este caso ¿podríamos decir que alguien que improvisa sin ningún conocimiento hace música experimental? Para él seguramente que si. Pero para los demás... Me ha pasado de escuchar cierta música autorotulada como experimental y sentir que estaba escuchando algo que tiene más de cuarenta años, con sonoridades similares a ciertos experimentos sonoros de los 60 o los 70.

¿Entonces? ¿No será otra de estas rotulaciones que nos impide escuchar y ponernos a pensar más detenidamente que música, o que obras musicales son buenas o malas independientemente de las etiquetas?

Se aceptan respuestas y sugerencias. Para no contradecirme, no voy a etiquetar esta entrada.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaj, muy bueno lo de no taggear esta entrada.

eSencia se escribe

Saludos!

gabriel dijo...

En Mendoza teníamos un grupo de "música experimental" que se llamó (nos llamamos) Sindicato Obreros del Sonido. Y en nuestro concierto presentación en el instituto Goethe de Mendoza, puse la definición de Salvat. "Experimentar: notar en sí una cosa, como la gravedad o el alivio de un mal."
Creo que experimentar e improvisar son dos verbos que provocan cierta confusión.

Raúl dijo...

Tenes razón!! Ya lo corregí...estoy totalmente en contra de la "auscencia" de reglas ortográficas!

En cuanto a lo que dice Gabriel concuerdo que experimentar e improvisar pueden dar lugar a confusión aunque no tendría porque ser así. Si uno improvisa en ciertos géneros, tanto populares como no, está creando pero dentro de cierto marco. La experimentación como habitualmente se la llama supuestamente se sale de esos marcos. Supuestamente...

Belle Essence dijo...

1)Poco "elegante" la corrección de "anónimo" con respecto a la palabra esencia, no hacía falta... no hace falta "evangelizarnos" con reglas ortográficas... que no hacen a la "esencia" de este más que buen blog... Y encima... quien corrige es anónimo... Si tomamos una de las acepciones de "experimentar" (observar, notar en sí algo), entonces, sr/a anónimo, tu intervención fue "muy experimental"
2)Sí coincido con sr/a anónimo en que fue un excelente "guiño" no etiquetar la entrada... Digo etiquetar, porque la palabra taggear no existe y es horrible...
3) Increíble esa definición de Salvat... Mirando las tres acepciones que encuentro en mi diccionario (probar y examinar prácticamente algo/ notar, observar en sí algo/ sufrir, padecer), pienso que tomándolas todas, la verdadera experimentación se da , más que nada en el momento de la composición, de la creación "en soledad"... pero también la improvisación tiene algo de todo esto... si bien bajo ciertas pautas acordadas, bajo ciertos marcos como bien dice Raúl... Insisto, creo que el concepto de experimentación está muy ligado al de la composición. Creo que uds, los compositores pueden explicarlo mejor que yo...
4)HEZENSIALMENTE, quería decir que esta entrada no etiquetada da para seguir pensando y mucho y eso, siempre es muy bueno...