jueves, 19 de marzo de 2009

Algo sobre paisajes sonoros

Siempre me interesó el tema de los paisajes sonoros. Algo de esto hablamos en otras entradas del blog. Pero últimamente, y por razones personales, me estuve internando en sus vericuetos teóricos y encontré algunas cosas que quería compartir.

Uno de los primeros en hablar de paisajes sonoros, conjuntamente con Murray Schaeffer, fue Barry Truax. En su artículo Genres and techniques of soundscape composition as developed at simon fraser university dice claramente que: "En un comienzo, la intención era documentar y re-presentar grabaciones de diversos ambientes sonoros con el fin de fomentar la conciencia de sonidos frecuentemente ignorados y, a partir de aquí promover la importancia del paisaje sonoro en la vida de la comunidad. El primer estudio sistemático fue The Vancouver Soundscape, publicado en 1973, que consistía de dos discos long-play junto con un librito.

O sea, no había una intención artística, de componer, sino de concientizar. Y además por una limitación técnica "Las técnicas de estudio que se usaban en ese momento consistían principalmente de un tipo de edición muy transparente y de la mezcla de grabaciones originales sin transformar, elegidas por su interés aural y la representatividad del paisaje en cuestión."

Pero hay otros artículos donde da algunas variantes más interesantes, al menos desde un punto de vista artístico.

En Soundscape Composition as Global Music: Electroacoustic Music as Soundscape dice lo siguiente: "La composición de paisajes sonoros (soundscape composition) es un tipo de música electroacústica (...) que se caracteriza por la presencia de sonidos y contextos ambientales reconocibles, siendo su próposito evocar en el oyente asociaciones, recuerdos e imágenes relacionadas con un paisaje sonoro."

Ahí habla de un uso "neutral" de esos sonidos, lo que implica "una selección y una mínima edición y mezcla, por ejemplo, con lo cual hay una cierta preponderancia de los sonidos reconocibles como de un entorno original. Hay otro tipo de obras que transforman los sonidos ambientales usando todas las posiblidades de las distintas técnicas analógicas y digitales, con un inevitable creciemiento en el nivel de abstracción. Pero de todas formas siempre hay una intención de revelar un nivel profundo de significación e invocar en el oyente ciertas asociaciones semánticas sin eliminar del todo el reconocimiento del sonido."

Más adelante, o abajo, en el mismo artículo, le surge cierta alma clasificatoria muy frecuente en ciertos ambientes y describe ciertas características que tiene que tener la composición de paisajes sonoros, al menos lo que el ve que surge de la práctica habitual y donde apunta a que se reconozca el entorno original más allá de sus transformaciones. Y hay un punto importante en donde dice "En otro lugar he descrito el balance ideal que debería ser logrado en una obra así como la combinación de la complejidad interna de la organización sonora con la complejidad De esta forma, la meta real de la soundscape composition es la re-integracióndel oyente con entorno en una relación ecológica balanceada"

Entonces tenemos Soundscape por un lado y Soundscape Composition por otro, cosa que parece evidente, pero... El Soundscape implicaría, y lo pongo en potencial porque no lo encontré claramente por ahora, la ausencia de toda transformacón sonora, mientras que en el Soundscape Composition se trabaja con el material pero sin dejar de reconocer la fuente original.

Y aclara: "La composición de paisajes sonoros, como comenzó en la Simon Fraser University a comienzos de los años 70, evolucionó rapidamente a explorar el rango total de posibilidades, desde la representación de los "sonidos encontrados" en los entornos acústicos a la incorporación de transformaciones sonoras altamente abstractas."

De los "sonidos encontrados" a los "sonidos transformados"...

Personalmente, y más allá de teorizaciones sobre que es una cosa y que es otra, siento una especial atracción por los "paisajes imaginarios", como aquellos que alguna veces soñó John Cage.

También me pasa lo mismo con los paisajes claramente reconocibles que poco a poco se van transformando en algo abstracto, abstraído, derivado de ese paisaje, pero que no se entiende bien qué es, como en un sueño. Algo así hice, justamente, en mi obra "Entre sueños".

Hablando de sueños...¿la seguimos mañana?

7 comentarios:

Ricardo de Armas dijo...

Es un tema que a mi particularmente me interesa mucho. Sobre todo porque los sonidos tiene un valor de presentación y no de representación como si tienen las imágenes o las palabras. Desde mi punto de vista,
Lo que le otorga el status de representación al sonido es el condicionamiento cultural del auditor. Muy buen tema para debatir.

ALMA M dijo...

Es cierto que esto de los paisajes sonoros es un tema atrapante. lo de la presentación-representación en relación a imágenes-palabras-sonidos da para discutir bastante. Es más que evidente que aquellos sonidos que remiten a un contexto amibental tienen alto valor representativo. Y cierto es también que es el oyente/espectador/ lector el que termina de cerrar la obra a partir de sus condiciones culturales.
Coincido con vos Raúl en que resulta fascinante partir de un paisaje sonoro reconocible e ir perdiéndolo, transformándolo hasta provocar una sensación de extrañamiento, de ensueño o de "entresueño" como tan bien lo denominás...
Tema "seductor"... atrapante, envolvente... casi casi como Baudrillard...

Ricardo de Armas dijo...

He compuesto obras (o al menos he tratado) en las cuales, el presupuesto inicial, era utilizar un lenguaje polisémico, donde convivieran elementos con distintos niveles de semanticidad.
Para eso lo mejor fue recurrir al viejo y querido Schaeffer y volver a leer todo su trabajo sobre "las tres escuchas" y "el objeto sonoro"
Relacionando esto con los paisajes sonoros, es evidente que podemos abordar una escucha metafórica y dejarnos seducir (a traves de nuestros condicionamientos cultutales)por su nivel de significación o metáfora o involucrarnos de manera objetiva y abordar ese paisaje desde la evolución propia del material en el tiempo, por supuesto que con todos sus parámetros: cualidad factural, frecuencia, intensidad, duracción etc (escucha reducida

Martín Liut dijo...

Hola Raúl, hay dos autores más que tratan el tema un poco más acá en el tiempo. Uno es Trevor Wishart, que creo que anduvo por la UnLa hace un tiempo. En el libro On Sonic Art (acaban de entrar dos ejemploar en la biblioteca de la UNQ)habla de diferentes tipos de "construcciones" de paisajes sonoros que es interesante. Cito de memoria porque no tengo el libro a mano. Pero creo que mencionaba por ejemplo un tipo de paisaje "surrealista", que se caracteriza porque las fuentes sonoras están ubicadas de un modo realista, pero la combinación no lo es: el canto de la ballena en el medio de una avenida. El otro autor que avanza en una clasificación es Denis Smalley, en un par de artículos publicados en Organised Sound. Saludos, Martín

Ricardo de Armas dijo...

Hola Martín. Un gusto saludarte. Gracias por la info. Es interesante.
¿No sabés si hay algo online sobre el material que citas, tanto de Wishart o Smalley?

Martín Liut dijo...

Hola Ricardo, de Wishart no se. El texto de Smalley me parece que se puede acceder a través de la base Jstor. Desde hace un año, se puede acceder a este sitio desde las computadoras de las universidades. Si no tenes entrada por ahí, avisame y en la semana te paso lo de Smalley cuando esté en la UNQ. Saludos

Raúl dijo...

Hola Martín. Gracias por la data. Hace tiempo que tengo ganas de leer el libro de Wishart. No sabía que incluía ahí ese tema. El artículo de Smalley lo comenté en una entrada anterior. El año pasado se podía bajar de Organised Sound pero creo que ahora está disponible en Jstor. El de Wishart no creo que esté on line. Pero si alguien lo encuentra por favor que avise.
Un abrazo.