domingo, 1 de abril de 2007

Tecnología y escritura

Quiero volver al tema de la tecnología pero planteado desde un lugar distinto: la escritura como tecnología. “Oralidad y escritura” de Walter Ong (Fce 1987) es un excelente y estimulante libro que plantea varios temas, pero que el central es el cambio de mentalidad que se produce en el paso de la cultura oral a la escrita. Ahí podemos ver como en la antigüedad los textos importantes eran para ser “leídos en voz alta”, como era la memoria en ausencia de un texto que la ayude, como aún hoy sobreviven ciertos rasgos de la cultura oral (basta recordar como muchos tiemblan frente a la palabra “auditoria”) y una gran cantidad de temas.

Dejo aquí un párrafo. Sólo un párrafo. Seguramente da para charlar mucho, cosa que siempre es mejor hacerlo personalmente y con un vaso entre las manos. Especialmente para discutir, una vez más, sobre el rol de la música y del sonido en la actualidad.

“Platón consideraba la escritura como una tecnología externa y ajena, lo mismo que muchas personas hoy en día piensa de las computadoras. Puesto que en la actualidad ya hemos interiorizado la escritura de manera tan profunda y hecho de ella una parte tan importante de nosotros mismos (... ) nos parece difícil considerarla como una tecnología, como por lo regular lo hacemos con la imprenta y las computadoras. Sin embargo la escritura (y especialmente la escritura alfabética) constituye una tecnología que necesita herramientas y otro equipo: estilos, pinceles o plumas, superficies cuidadosamente preparadas, como el papel, pieles de animales, tablas de madera; así como tintas o pinturas, y mucho más. (...) En cierto modo, de las tres tecnologías, la escritura es la más radical. Inició lo que la imprenta y las computadoras sólo continúan: la reducción del sonido dinámico al espacio inmóvil.

Cualquier comentario, es bienvenido.

2 comentarios:

Gabriel Cerini dijo...

"La reducción del sonido dinámico al espacio inmóvil". Excelente. Me encanta tu entrada y me dá elementos para "pensar la música". Boulez habla del gesto como escritura o más bien de la "escritura del texto". Para mí uno de los misterios más grandes es el de la interpretación de la música. Me fijo en muchos lados y lo razono de muchas maneras pero se me escapa lo principal. Voy a tener muy en cuenta el libro que citás.

Gabriel Cerini dijo...

quise decir "escritura del gesto"